viernes, 9 de noviembre de 2012

18. ''Una barra de labios no es sinónimo de felicidad.''

 -¿Qué? ¿Cómo que no estuviste aquí?

-Sí, Tanya, ese día fui al pueblo. La directora me dio un permiso para salir a hacer unas cosas. -explicó confuso.

 -¿Qué cosas? -pregunté insegura.

-Problemas. - contesto sin más.

Me callé, pero algo me olía mal en ese momento. Aún notaba los labios de Paul palpitando sobre los míos, el calor que desprendían y yo sin poderme podido apartar. No podía ser tan idiota, no debía dejarme llevar. Tenía que ser fuerte. 

 Estos pensamientos se colaban en mi cabeza mientras él se acercaba, buscando mi boca otra vez. Me 
aparté a tiempo.

-No. - dije en voz baja.

Él me miro avergonzado. Se rascó la nuca con su mano derecha y miró el reloj.

-He de irme. Ya sabes, pronto serán las doce.

Asentí silenciosa. No había servido de nada. Hablar con él - sobre todo la parte del beso - había sido un error. Yo estaba completamente segura de lo que mis ojos habían visto ese día. Mi fantasma lo vio. Paul abrió la puerta para salir y seguidamente cerró con suavidad. Me senté en la cama y solté un suspiro. Me iba a volver loca con todo esto, si es que no lo estaba ya. Agité levemente la cabeza, intentando liberarme de pensamientos y me tumbe en la cama, para esperar mi muerte.

 Violet. Mi hermana a la que no podía decir nada, porque sentía una impotencia que me lo impedía. 

 Paul. Cuyos ojos intentaban convencerme de que no mentía, de que él me quería al igual que yo a él. Pero, que a pesar de que quería creerle, no podía. 

Chelsea. Cuyas charlas y sesiones de maquillaje, querían atolondrarme, y lo hacían, pero no con la intención de animarme. Una barra de labios no es sinónimo de felicidad. 

¿Y ya? Sí, y ya. Porque estaba tan sumamente sola que no era capaz de ver más allá de esas tres personas. También estaba Miracle, con la que pasaba todas las noches. Pero era obvio que su compañía solo era en silencio, y aunque sentía que me entendía, no podía hablar. Justo era mi yegua la que ahora relinchaba feliz al sentirme, pues no me veía, pero sabía que estaba allí a su lado, de forma totalmente incorpórea. Me senté encima de un montón de paja, mientras miraba a las musarañas. Pensando y re pensando pasaba el tiempo con la cabeza apoyada en las manos, mis codos sobre mis rodillas. 

 Suspiré y empecé a hablar con mi yegua.

 -¿Y si huyésemos de nuevo?

 Su relincho sonó a: ''¿Estás loca? ¿Es que quieres matarte?'' Solté un bufido.

 -¿Qué debo hacer, Miracle? - notaba como ella me escuchaba con atención, aunque estaba claro que no podía ayudarme. 

 La acaricié suavemente y salí de los establos. 

 Al día siguiente fingí estar mala para quedarme en la cama todo el día. Violet vino a verme por la tarde con su actitud alegre de siempre. 

 -¿Cómo estás? - me preguntó con amabilidad mientras intentaba ponerme un paño húmedo sobre la frente. Lo rechacé con una sonrisa leve.

 -Estoy bien. En realidad mi salud es bastante buena.

 -Ya decía yo que era muy raro que los fantasmas estén enfermos. - se rió de forma irónica. - ¿Y qué te pasa? Porque dudo que te hayas quedado aquí por tan sólo pereza.

 -Muchas cosas.

 -¿Paul? - asentí a sabiendas de que él no era mi único problema. -Yo te creo, Tanya, si dices que le viste besándose con otra será por algo. ¿Qué razón tendrías para inventarte algo así?

 -¿De verdad? - una chispa de esperanza me recorrió, y no es por Paul, es porque mi hermana cree en mí.

 -De verdad. - asintió. 

 - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - 

 NARRA CHELSEA.

 -La fotosíntesis es el proceso por el cual, las plantas... - leía en voz baja mientras caminaba hacia la habitación. Entonces choqué con alguien.

 -¡Mira por donde vas! - exclamó Martha Collins, pero no la oí, porque había rozado su piel, y el mundo de esta chica se había abierto a mis ojos. Lo ví todo. Desde su infancia hasta su juventud. Desde ese día de 1680 en el que llegó al mundo. 

 -Eres... - no pude acabar la frase. Ella miró si había moros en la costa y dijo unas palabras en un idioma raro. Me hundí en la inconsciencia.

3 comentarios:

mar dijo...

Buahh esta super chulo....sube pronto anda que quiero saber lo que pasa ^^

Catnip Everdeen Mellark dijo...

Un momento :O Eres Johi? :OOOOO

Johisky dijo...

Sí, soy Johi :3

Otros capítulos:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...